Ser ciudadano

Llevo unos días releyendo al profesor inglés Paul Barry Clarke, que tanto ha reflexionado sobre la ciudadanía y los derechos civiles y políticos que conlleva el concepto. En su libro Ser ciudadano, sostiene el profesor que “ser ciudadano pleno significa participar tanto en la dirección de la propia vida como en la definición de sus parámetros generales; significa tener conciencia de que se actúa en y para un mundo compartido con otros y de que nuestras respectivas identidades  se relacionan y se crean mutuamente.” En resumen, que tal condición cobra sentido en la medida que actuamos con otros conciudadanos. Quizá por efecto de la resaca electoral o quizá por la vergüenza que uno siente por el papelón de los estados ante la crisis económica –convertidos en patronal del automóvil–, es levantar la vista del libro y encontrar una realidad civil y política que desmiente toda posibilidad de ciudadanía. A pesar de mi optimismo militante, quizá tuviera razón el melancólico Vázquez Montalbán cuando afirmaba que no solamente estamos perdidos, sino además rodeados. ¿Por quién? Ésta es la pregunta.

Article publicat avui fa 10 anys al Periódico de Catalunya.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s